Después de noches de excesos y días de resaca, el año 2017 echaba a andar bajo el frío de enero. En el país desde el que gloso se hablaba de bilateralidad, del apocalipsis en todo el mundo. Amenazas de guerras mundiales se cernían tras cada esquina doblada de un nuevo día, y nada parecía aplacar la sed de infortunios que vaticinaban y deseaban los medios, pájaros… y de mal agüero. Uno, que ya ha vivido mucho y visto demasiado, sabe que la amenaza desaparece con el tiempo, nunca el miedo, pues siempre nace el enemigo diario. Pero, por viejo también sabe uno que siempre hay esperanza, incluso detrás de la amenaza. Y en ese primer mes del año, mientras todos los focos teñían de naranja una casa otrora blanca, un aguerrido grupo de iconoclastas gestaban su venganza desde la penumbra del anonimato sentados alrededor de un par de folios y unas pintas de cerveza. Dejad que os cuente esta historia de venganza y hedonismo, pues no toda historia de venganza implica muerte y finales aciagos. Una historia sin malos, o quizá sin buenos, o quizá con malos buenos y buenos malos. Dejadme que os cuente cómo se gesta una aventura de amistad fermentable, de pasión cervecera, con sed de victoria y sin ánimo de revancha… DEJADME QUE OS CUENTE LA HISTORIA DE LABIRRACOLLECTIVE, DE SU GENTE, Y SU BREBAJE!Después de noches de excesos y días de resaca, el año 2017 echaba a andar bajo el frío de enero. En el país desde el que gloso se hablaba de bilateralidad, del apocalipsis en todo el mundo. Amenazas de guerras mundiales se cernían tras cada esquina doblada de un nuevo día, y nada parecía aplacar la sed de infortunios que vaticinaban y deseaban los medios, pájaros… y de mal agüero.

Uno, que ya ha vivido mucho y visto demasiado, sabe que la amenaza desaparece con el tiempo, nunca el miedo, pues siempre nace el enemigo diario. Pero, por viejo también sabe uno que siempre hay esperanza, incluso detrás de la amenaza. Y en ese primer mes del año, mientras todos los focos teñían de naranja una casa otrora blanca, un aguerrido grupo de iconoclastas gestaban su venganza desde la penumbra del anonimato sentados alrededor de un par de folios y unas pintas de cerveza.

Dejad que os cuente esta historia de venganza y hedonismo, pues no toda historia de venganza implica muerte y finales aciagos. Una historia sin malos, o quizá sin buenos, o quizá con malos buenos y buenos malos. Dejadme que os cuente cómo se gesta una aventura de amistad fermentable, de pasión cervecera, con sed de victoria y sin ánimo de revancha…

DEJADME QUE OS CUENTE LA HISTORIA DE LABIRRACOLLECTIVE, DE SU GENTE, Y SU BREBAJE!

(Continuará… Aquí)

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 20 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.