Hace muy poco que os comencé a contar esta historia. La historia de laBIRRAcollective nace como todas las buenas historias, sin saber estar haciéndolo. Porque así se gestan las grandes obras, con creatividad, espontaneidad y a la vez planificación. Nada debe quedar al azar en una historia de fermentaciones y venganzas, pues el azar es caprichoso, y escribe sus propios finales.

Así que 4 jóvenes, que encontraron su refugio y fortaleza en vivalabirra, comenzaron a esbozar la fórmula en negro sobre blanco. Con lapiceros, bolígrafos, calculadoras y siempre, como bálsamo y fuente de inspiración, una pinta de cerveza en la mano…

Y tras tardes de deliberación y concordia moderadamente etílica, se llegó al acuerdo. Un pacto que habría de rendir culto y tributo a grandes personajes de la historia audiovisual, injustamente tratados en todo momento y en toda memoria. Porque una generación se forja con el tiempo, bajo el martillo del segundero, y con sólo dos canales de televisión, en el caso de los nacidos en la década de los ’70. Y teniendo como fuente de inspiración una buena cerveza y como objetivo la reivindicación de los MALOS, de manera automática surgió una receta que calmaría una y otra sed: un brebaje enrojecido y furioso, destilando la esencia de aquellos maltratados villanos, una cerveza compleja, amarga y sabrosa, fermentando experiencias y retos.

Así fue ese alumbramiento, tal como os narro. Sobre un papel, casi incapaz de aguantar tanta furia, comenzó a esbozarse un plan que se transformaría en una enorme cerveza, una receta que destruiría a cualquier Apollo de un solo gancho. El estilo estaba decidido. Definido el destino. Así nacía laBIRRA, la Badass Imperial Rye Red Ale que pondría las cosas en su sitio!

COMENZABA UN NUEVO PROCESO, EL DE DARLE FORMA AL PLAN. Y NO SÓLO FORMA, TAMBIÉN SABOR, COLOR Y AROMA, PERO ÉSE ES EL SIGUIENTE CAPÍTULO DE LA HISTORIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.